domingo, 28 de mayo de 2017

Lamentablemente para él, una decisión técnica, quizá más por cábala


Para el Apertura 2016, la Liga Bancomer MX lo colocó en el once ideal por tres jornadas, las fechas cinco, seis y once. Para el Clausura 2017 figuró como el mejor arquero en las jornadas uno, seis (donde detuvo aquel penal a Jaguares, regalando oxígeno puro para la salvación purépecha); Jornada 9, 10 y 11.

También en este Clausura 2017, logró destacar con sus atajadas entre lo mejor de 12 de las 15 jornadas que jugó. Además, pudo mantener su portería en ceros en seis ocasiones, logrando acumular 360 minutos consecutivos sin recibir gol.

Lamentablemente para él, una decisión técnica, quizá más por cábala que por rendimiento en el juego, hizo que se quedara en la banca durante los dos últimos encuentro del torneo regular, sin embargo, esas noches de vuelos mágicos e impresionantes atajadas, no solo hicieron que Monarcas se mantuviera en la élite del futbol nacional, también le ayudaron al equipo a formar una nueva ilusión accediendo a la Liguilla para perseguir el campeonato de la Liga MX.

0 comentarios

Publicar un comentario