sábado, 27 de mayo de 2017

Puskas les había dado unos días de descanso y Andoni






Puskas les había dado unos días de descanso y Andoni Sarasola aprovechó para pasarlos junto a su familia. Pero a la vuelta, aquel perverso 13 de junio de 1969, su vida se truncaba en la carretera a la altura del pueblo alavés de Eguino, al chocar su coche contra un camión. Se dio la circunstancia de que varios de sus compañeros que volvían de sus pueblos, donde habían pasado esos días de descanso, vieron el coche al pasar por ese punto y sospecharon lo peor, a juzgar del estado en que quedó el coche. Parece ser que intentó adelantar con su Morris, matrícula VI-23286, a una furgoneta y se encontró de frente con un camión de transportes de Valencia.

Todo Vitoria lloraba su muerte. Su cuerpo fue trasladado al hospital de Santiago, donde falleció dos días después. Allí se montó la capilla ardiente por donde numeroso público estuvo pasando sin cesar hasta que la cerraron para llevarlo a celebrar los funerales y posterior entierro en su localidad natal, a donde se desplazaron muchas personas que querían rendirle el último homenaje.

0 comentarios

Publicar un comentario